El Parque

Con una superficie total edificable de 223.200 m2, Alfafar Parc es actualmente uno de los parques comerciales de mayor dimensión de toda España.

El proyecto Alfafar Parc supone una inversión total (incluyendo la urbanización y construcción de tiendas y espacios) de 120 millones de euros y está promovido por la Agrupación de Interés Urbanístico (AIU) Alfafar Parc, formada por 51 propietarios valencianos. Se estima que el parque generará 1.500 nuevos empleos, entre directos e indirectos.

La orientación comercial del parque permite dar entrada a nuevos operadores, que todavía no están presentes en el área de Valencia. El parque representa un mix comercial que además alberga ya el primer espacio de Ikea en la Comunidad Valenciana.


El área comercial más completa

El nuevo parque representa el área comercial más completa de la zona metropolitana de Valencia. Este proyecto, que se ubica junto a la pista de Silla, consolida la oferta comercial existente en la zona Alfafar-Sedaví-Massanassa, tanto cuantitativa como cualitativamente.


Destacadas firmas comerciales

Alfafar Parc tiene dotaciones que ya está atrayendo a destacadas firmas comerciales,. Se pretende dedicar un gran número de espacios comerciales del parque a operadores de diversos sectores, todos ellos de primer nivel.


Superficie Alfafar Parc

La superficie total edificable alcanza los 223.200 m2, de los que 78.000 m2 se destinarán a medianas superficies. 23.200 m2 a zonas verdes y 35.000 m2 tienen como finalidad ser utilizadas para usos terciarios no comerciales, lo que deja espacio a la construcción de diversas oficinas e incluso un hotel. Esto se complementa con 5.860 m2 dedicados específicamente a albergar usos hosteleros (restaurantes, cafeterías y similares).


Sostenibilidad energética

Alfafar Parc apuesta además por la sostenibilidad energética y el respeto por el medio ambiente. Se prevé la instalación de 42.000 m2 de placas solares en la parte superior de las tiendas. Además, el nuevo espacio comercial cuenta con un sistema de generación de agua caliente para consumo propio a base de energía solar térmica. Asimismo, las medianas superficies que se instalen dispondrán de un sistema común contra incendios de agua a alta presión constante, lo que hace innecesaria la multiplicación de sistemas individuales de almacenamiento, bombeo y puesta en presión del agua, con el consiguiente ahorro de costes y de energía.